miércoles, 30 de marzo de 2011

LEER ES DISFRUTAR, ESCRIBIR ES SUFRIR





















LEER ES DISFRUTAR, ESCRIBIR ES SUFRIR




Fermín Huerta Martín





Lector:

El pasado día 12 de marzo de 2011 se cumplió el primer aniversario de este blog, llevo un tiempo dándole vueltas sobre si merece la pena escribir un comentario sobre este tema y hoy me he decidido a hacerlo. La dicotomía era: blog como servicio o blog como autosatisfacción. En el primer supuesto este artículo sobraba y en el segundo supuesto, el mes que me he pasado actualizando y corrigiendo mi artículo Bibliografía de Mario Bunge sobraba. Quizás ambos conceptos (servicio y autosatisfacción) puedan combinarse tanto en un artículo como en un blog.

Primero pensé en copiaros los datos que me ofrece la sección de Estadísticas del blog, cosas como páginas mas visitadas o países desde donde se visita. Pero no creo que eso tenga demasiado interés para alguien que no sea yo (bien pensado es posible que nada de lo que escriba en este texto tenga demasiado interés para nadie que no sea yo).

Por lo que he ido viendo, la mayoría de visitantes del blog son lectores ocasionales que buscan información determinada en Google y terminan aquí. Principalmente información sobre Mario Bunge o Gustavo Bueno, que son autores con fuerte presencia en Internet, o buscan información sobre Luis Romero Huertes, un señor del que hay muy poca información en la red.

Este blog no tiene tema fijo, lo que pone en la cabecera (materialista y ateo) no son los temas del blog, sino el punto de vista desde el que se van a tratar los temas, principalmente lo puse para no hacer perder el tiempo a posibles lectores que aterrizan en mi blog buscando información (aquí se impuso lo de blog como servicio), ya que pueden ser idealistas y creyentes, entonces si deciden continuar ya están avisados de lo que pueden encontrar.

Yo no cobro por escribir (que mas quisiera yo, quizás podrían llegar a pagarme por dejar de escribir, en vista de alguna crítica que he leído), y de momento escribo lo que me apetece dentro de mi abismal ignorancia y de mis clarísimas limitaciones intelectuales.

También leo lo que me apetece, normalmente cosas no escritas recientemente, de los últimos 40 libros que he leído solo 12 eran “actuales”. En eso influye también que los libros viejos son mas baratos y que en mi biblioteca tenga mas de 300 libros viejos para leer, una vez alguien se sorprendió de este hecho, pero para mi una biblioteca interesante es aquella que contiene libros aun no leídos, libros que deseas leer por primera vez, libros que cuando los miras dices: espero estar vivo el tiempo suficiente como para poder leerlos todos, aunque sabes que eso es imposible.

Naturalmente yo también he releído libros, pocas veces he disfrutado tanto como cuando leí tres veces Ensayos materialistas de Bueno (Joaquín Robles López diría que esto es así porque yo no entiendo a Bueno).

Según tu poso de conocimientos o de ignorancias (lecturas, vivencias, etc.) te enfrentas a la lectura de forma diferente, siguiendo a rajatabla esto, cada cierto tiempo habría que releer todo lo ya leído en un proceso sin fin. Cuando lees por placer tienes la ventaja de que si un libro no te gusta lo dejas de leer y lo devuelves a su lugar (estantería, caja, etc.), os sorprendería saber cuantos libros “imprescindibles de leer” han corrido esa suerte en mis manos. Empezando por El Quijote, Bunge dijo una vez: “Las dos novelas que más admiro son “Don Quijote”, de Cervantes, y “Guerra y paz”, de Tolstoi. Cuando las leí me impuse la disciplina de no superar el límite de cinco páginas por día, para disfrutarlas.” Yo no consigo pasar de los primeros capítulos, quizás cuando sea mas viejo consiga disfrutarlo.

La atracción por releer solo es superada por la atracción de leer algo nuevo (llevo mas de 20 años deseando leer el tercer volumen del Tratado de filosofía de Bunge y no cambiaría esa lectura “incógnita” por ninguna relectura contrastada).

El balance que hago de este año de blog es positivo, casi 4000 visitas me parece increíble teniendo en cuenta la infinidad de blogs que existen, la mayoría de los cuales son mejores que el mío.

A nivel personal el blog me ha supuesto una disciplina autoimpuesta, al menos quiero publicar una entrada al mes, este primer año lo he tenido fácil porque de los 15 artículos publicados en ese periodo de tiempo solo son nuevos 6, los otros 9 ya los había escrito (desde 1988 hasta hoy he escrito 30 artículos y publicado 15) y de los 6 nuevos uno era un relato oral.

De los 6 nuevos el periodo de tiempo para escribirlos varia de los 3 días para ¿Añora Benedicto XVI a Franco I? a los tres meses de Gustavo Bueno y el aborto.

De momento tengo ideas (otra cosa es que sean buenas) para publicar un artículo al mes, para cuando me falten ideas para escribir algo nuevo copiare al ordenador alguno de mis artículos antiguos mecanografiados que merezcan la pena (según mi propia criterio, subjetivo y parcial).

Aunque no me considero perezoso, leer me es menos doloroso que escribir, eso me ha tenido años enteros sin escribir. Mientras que la lectura es una fuente inagotable de placer (yo la he comparado alguna vez con un orgasmo prolongado), la escritura me produce insomnio, nerviosismo, mal humor, intranquilidad, irritabilidad, etc., y esos síntomas no desaparecen hasta que no doy por terminado el texto, lo cual convierte la escritura en un calvario para mi y para los que me rodean (familia, amigos y compañeros de trabajo). Para alguien como yo, ajeno a los círculos académicos, universitarios o intelectuales, sin Internet ni podría publicar regularmente, ni dispondría de la información necesaria para escribir con la misma facilidad. Mis ya grandes limitaciones intelectuales se multiplicarían por 100.

La mayoría de las fotos publicadas son mías, alguna digital y la mayoría escaneadas de papel, hechas con una vieja cámara Yashica. Al principio puse las fotos para separar los artículos (y porque me gusta la fotografía). Hay blogs que cuando te enlazan muestran una imagen del blog enlazado, que puede llegar a ser un reclamo visual. También me he encontrado el caso por ejemplo de que cuando escribí el artículo Luis Romero Huertes, puse la portada de su libro, pues bien, ahora cuando buscas imágenes en Google de ese viejo sindicalista, la primera imagen que aparece es la de mi artículo.

Desconozco si tengo algún seguidor que se haya leído todos mis artículos, quizás con este te haya decepcionado (1 de 16 es ser muy optimista), piensa estimado desconocido que por una vez he escrito en tres ratos un texto sin sufrir yo ni hacer sufrir a nadie (mientras lo escribía) si ahora has sufrido al leerlo, lo siento, por favor no me lo hagas saber.

No quiero terminar sin agradecer a los siguientes blogs o personas que en algún momento han hecho publicidad de mi blog:

Materialismo critico, La revolución naturalista, Homo viator, perfil de Diablo Hispano, Espacio Bunge, Pensamiento del vacío, Textos de Zizek, Materialismo transcendental, Realismo especulativo, MarioBunge.com.ar, Zizek en castellano, perfil de Jaime, perfil de J. C. Álvarez, Espacio exterior, perfil de Myriam Paúl Galindo, Cuentos, crónicas y croniquillas, Cuentos de la noche azul, perfil de Alstoozori, perfil de Juanjo Arrojo, http://pfpabloferro.blogspot.com.es/, perfíl de IVLIVS:., perfil de Rafael Baralt.

Un saludo a todos.

11 comentarios:

  1. Estimado amigo: está usted muy generoso.Afirmar que la inmensa mayoría de los blogs son mejores es una de esas afirmaciones que se desmienten en
    menos que canta un gallo o se pulsa el botón de busqueda en Google.Mucho ego , mucha ignorancia y mucha basura es lo que hay. Para que decir nada de la inmensa perdida de tiempo que supone discriminar mínimamente. Animo.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no me considero perezoso, leer me es menos doloroso que escribir, eso me ha tenido años enteros sin escribir. Mientras que la lectura es una fuente inagotable de placer (yo la he comparado alguna vez con un orgasmo prolongado), la escritura me produce insomnio, nerviosismo, mal humor, intranquilidad, irritabilidad, etc., y esos síntomas no desaparecen hasta que no doy por terminado el texto, lo cual convierte la escritura en un calvario para mi...

    Estimado Fermín, me identifico completamente con tus palabras. Escribir es una tortura. Leer es un orgasmo prolongado, como bien dices. Otra cosa es traducir textos en otros idiomas: también es una tortura, pero mucho más soportable que escribir textos originales.

    Yo me he leído todos los artículos de tu bitácora y los he disfrutado. No he comentado nada por el simple motivo de que, no sé por qué razón, casi siempre atraigo a algún troll. Esto no es adulación, que como decía Rolin "no es más que un comercio de mentiras fundado por un lado en el interés y por otro en la vanidad". Los "bloggers" como tú sois acreedores de todo el elogio que merece vuestro desinterés, vuestra generosidad, vuestra ausencia de fines comerciales, vuestro esfuerzo y vuestra humildad.

    P.D.: Por lo que a mí respecta, "Materialismo Crítico", "Pensamiento del Vacío" y "Materialismo Trascendental" son sólo las anteriores reencarnaciones, torpes, imperfectas y mostrencas, de "Realismo Especulativo", un blog cuyo único valor (si es que tiene alguno) es presentar una pequeña parte de la obra de filósofos como Slavoj Zizek, Quentin Meillassoux o Ben Woodard.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Recibir halagos de personas que admiras ha subido mi ego a la estratosfera, el problema es como aterrizar ahora en la cruda realidad en esta animada tarde de sábado. Espero que pongan en televisión Aterriza como puedas para recibir consejos.
    Gracias Jaime por aguantarme y proporcionar el cohete y gracias Juan Carlos por leerme y proporcionar el combustible. Si recibo un tercer halago en lugar de aterrizar directamente explotare.

    ResponderEliminar
  4. Fermín, ya sabes que para mí es un placer.

    La verdad es que los blogs decentes de filosofía en español se pueden contra con los dedos de una mano, y todavía sobran dedos. Tu blog es un oasis entre tanta mediocridad.

    Y a Gustavo Bueno debían de haberle dado ya hace mucho el Premio Príncipe de Asturias. No es sólo el mejor filósofo en lengua española, sino también probablemente el mejor filósofo del mundo. Pero España es un país de envidiosos. Así nos va.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos:

    Si has leído todos mis artículos ya debes saber la admiración que siento por Bueno y también sabes que he estado en contra de alguna de sus opiniones realizadas en los últimos años y así lo he hecho publico en varios artículos (una consecuencia de esto es que ya no puedo publicar en El Catoblepas y que ni siquiera me contestan los e-mails).
    Lo del Premio Príncipe de Asturias que aun no ha recibido Bueno es una de las vergüenzas con las que tenemos que convivir en este país. Se lo dieron a Bunge y Bueno se lo merece de la misma manera.
    Desde luego de la familia materialista es uno de los mejores filósofos del mundo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Le he echado un ojo, y encontré cosas interesantes. Yo creo que voy a leer todas las entradas detenidamente.

    ResponderEliminar
  7. Mister Fermín,
    Siempre es de agreder que se transmitan las ideas desinteresadamente y si además hacen pensar se agradece doblemente.
    Hay que cultivar el pensamiento por encima de las cosas terrenales, como tú lo haces.
    !Felicidades por el cumpleblog! y que cumplas muchos más.

    ResponderEliminar
  8. “A mí me gusta mucho más hablar que escribir, para mí escribir es un tormento completamente.”
    Entrevista a Gustavo Bueno en Doxa, 1997.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Fermín. Me gustó mucho este artículo. Muy interesante como planteas el placer de la lectura y, por el contrario, el trabajo de leer. Creo que ambos pueden producir el placer del que hablas. Todo comienzo es difícil, pero una vez que "tienes el toro agarrado por lo cachos", puedes irte a la estratosfera por el placer que te producen ambos, según tu propia opinión.
    En cuanto a la periodicidad en el escribir, voy a permitirme recomendarte un consejo de mi padre, quien fuera escritor y periodista. El me decía que escribiera diariamente una cuartilla con el tema de mi preferencia. Que lo hiciera incluso como disciplina. Al cabo de un año tendría un libro o dos, dependiendo la longitud. Como hoy en día el blog nos facilita esta tarea, pues nada se pierde con probar. Eso sí, como me aconsejaba siempre: "castiga la prosa, castígala, Myriam".

    Felicitaciones por tu blog y por los interesantes temas.
    Abrazos caraqueños,

    Myriam

    ResponderEliminar
  10. Hola Fermin, soy una estudiante de psicología y estoy haciendo mi tesis final en la cual me gustaría incluir tu cita "Leer es disfrutar, escribir es sufrir" ya que resulta oportuna para el caso clínico en cuestión. Podrías por favor comentarme si es una frase de tu autoría y a qué apunta?
    Desde ya, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  11. La frase que da titulo a mi artículo: “Leer es disfrutar, escribir es sufrir”, es mía, quiero decir que en principio no la copie de nadie, eso no quiere decir que no la haya usado antes alguien, por precaución antes de publicar mis artículos suelo comprobar en el Google si el titulo ya existe o no, en este caso no la encontré usada por nadie y por eso lo puse.
    La frase apunta a lo que describe el artículo y basta leerlo para comprenderlo, se puede resumir en este fragmento:
    “Aunque no me considero perezoso, leer me es menos doloroso que escribir, eso me ha tenido años enteros sin escribir. Mientras que la lectura es una fuente inagotable de placer (yo la he comparado alguna vez con un orgasmo prolongado), la escritura me produce insomnio, nerviosismo, mal humor, intranquilidad, irritabilidad, etc., y esos síntomas no desaparecen hasta que no doy por terminado el texto, lo cual convierte la escritura en un calvario para mi y para los que me rodean.”
    Por supuesto tienes permiso para incluir la cita en tu tesis final y espero que tengas una buena nota.
    Un saludo.

    ResponderEliminar